• El amor

    El amor

    Texto copiado de:  http://elmonodeharlow.blogspot.de/2013/03/50-polvos-con-grey.html

    Autora: Rocío Cerezo de Castellví.



    Una emoción positiva que a todos nos interesa en mayor o menor medida es el amor. Poemas, canciones, libros y películas le ceden el protagonismo y atención completa a esta emoción. Definirlo es complicado pero sentirlo es sin lugar a dudas reconocible y muy placentero. Sternberg sostiene que el amor tiene 3 componentes básicos relativamente independientes entre sí: la intimidad, la pasión y la decisión/compromiso. La intimidad incluye: el deseo de promover el bienestar de la persona amada, sentirse feliz con ella, poder contar con su apoyo, la comprensión mutua, compartir cosas, dar y recibir apoyo emocional y tener un alto nivel de comunicación. La pasión se define como un intenso deseo de unión con la otra persona (sexualidad) y el tercer componente sería la decisión/compromiso de estar juntos. Este componente tiene dos aspectos, a corto plazo: decidir formar pareja con la otra persona, y a largo plazo, el compromiso de continuar la relación.
    Según la combinación de estos componentes podemos obtener 8 tipos de relación amorosa: 

    • La ausencia de amor 
    • El agrado (Intimidad)
    • El encaprichamiento (Pasión)
    • El amor vacío (Decisión/Compromiso)
    • El amor romántico (Intimidad + Pasión)
    • El amor compañero (Intimidad + Decisión/Compromiso)
    • El amor necio (Pasión + Decisión/Compromiso)
    • El amor completo (Pasión + Intimidad + Decisión/Compromiso)




    Gráfico Triángulo de Sternberg



    Una relación puede pasar por algunos o por todos los niveles. El amor perfecto o ideal entendido como tal sería entonces el amor completo (Pasión+Intimidad+Compromiso). 

    ¿El amor perfecto?

    Un tema en auge, moderno y muy controvertido es el de las relaciones sin compromiso. Parece ser que la mayoría de las personas que una vez fueron dañadas en el plano amoroso se vuelven aperceptivas y no son capaces de volver a enamorarse jamás (o eso piensan a priori), por eso transforman el que alguna vez fue su modo de apego seguro «confío y me entrego a la persona porque me aporta seguridad» al de apego inseguro «no me fío ni de mi sobra, si una vez me hirió alguien en quien confié, esto puede volver a ocurrir, así que antes de que me dañen, si acaso daño yo» y persiguen una relación que contenga el componente del amor conocido como pasión, evitando el de intimidad y compromiso, o en algunos casos solo el de compromiso, para no implicarse así sentimentalmente y evitar ser de nuevo «heridos». Esta plaga de gente con heridas sin cicatrizar o con miedo al compromiso por traumas varios se extiende de manera incontrolable, el número de personas inseguras en la sociedad es relativamente alto y claro, sin seguridad ni confianza en uno mismo no es solamente improbable que una pareja funcione, sino también imposible que se tenga éxito en todos los demás ámbitos de la vida a nivel individual. 
    Teniendo todo esto en cuenta, ¿Es realmente posible comenzar y mantener una relación en un nivel de ausencia de amor o de agrado por ambas partes evitando implicarse en mayor medida? Depende mucho del nivel de confianza e intimidad que se llegue a conseguir, del tiempo de duración y de varios otros factores.


    Muchos opinan que el sexo femenino/masculino tiene mucho que ver. Las mujeres tenderían así a buscar más seguridad y compromiso y el hombre sería más reacio a ellos, aunque esto podría tratarse más bien un prejuicio/estereotipo. Otros opinan que ambos pueden implicarse emocionalmente por igual y tienen el mismo riesgo de herirse (o no). Otros, sin embargo, defienden este tipo de relación como posible y aconsejable, pues qué fácil es la vida teniendo una pareja sin tenerla. Solo para lo bueno y a merced según la necesidad. 


    Comments (1)

    • Hola Carlos,
      gracias por publicar mi texto sobre el amor y sus tipos en tu blog. Le he echado un vistazo a otros posts de tu blog y tiene muy buena pinta… Te felicito.

      Parece que te interesa mucho el tema de la psicología, tengo curiosidad por saber si es como hobby o te dedicas a ello profesionalmente.

      Nos leemos! 😉 Un saludo.

      Rocío Cerezo de Castellví

    Leave a comment