• Análisis Fundamental

    Análisis Fundamental

    Análisis Fundamental

    El objetivo principal del análisis fundamental es conocer el valor de una determinada empresa. Este se sustenta en el balance de situación, en los flujos de caja y en una serie de indicadores que relacionan diferentes conceptos expuestos en los mismos.


    El Balance de Situación

    El pilar principal que sustenta el análisis fundamental

    El balance de situación debe entenderse como una foto fija del estado contable de una empresa. Si lo representamos esquemáticamente, estaría compuesto por dos prismas de igual altura que representarían por un lado el activo y por otro lado la suma del pasivo y el patrimonio neto.

    A continuación se presentaran las definiciones recogidas por el plan general contable (Plan General de Contabilidad, 2007) para activo, pasivo y patrimonio:

    Activos: bienes, derechos y otros recursos controlados económicamente por la empresa, resultantes de sucesos pasados, de los que se espera que la empresa obtenga beneficios o rendimientos económicos en el futuro.

    Pasivos: obligaciones actuales surgidas como consecuencia de sucesos pasados, para cuya extinción la empresa espera desprenderse de recursos que puedan producir beneficios o rendimientos económicos en el futuro. A estos efectos, se entienden incluidas las provisiones.

    Patrimonio neto: constituye la parte residual de los activos de la empresa, una vez deducidos todos sus pasivos. Incluye las aportaciones realizadas, ya sea en el momento de su constitución o en otros posteriores, por sus socios o propietarios, que no tengan la consideración de pasivos, así como los resultados acumulados u otras variaciones que le afecten.

    Podemos entender por tanto que tanto el pasivo como el patrimonio neto refleja de donde proceden los recursos mientras que el activo refleja donde se han empleado estos recursos. Es por este motivo que por definición contable el activo es igual a la suma del pasivo más el patrimonio neto puesto que el total de recursos es el mismo. Un prisma del balance de situación recogerá por tanto en que hemos usados los recursos mientras que el otro recogerá de dónde los hemos obtenido.

    Dentro de cada prisma tenemos una serie de subdivisiones, véase Ilustración 1 Balance de Situación.

    En la sección del activo organizamos los recursos en orden creciente de disponibilidad desde la base del prisma. El activo circulante (AC) estaría compuesto por los recursos que disponemos en tesorería, los deudores y las existencias. El activo fijo (AF) estaría compuesto por el inmovilizado financiero, el inmovilizado material y el inmovilizado inmaterial.

    La sección del pasivo esta ordenada por orden creciente de urgencia de pago desde la base del prisma. En esta tenemos el pasivo circulante (PC) que recoge las obligaciones de pago a corto plazo (menores de un año). Encima tenemos el pasivo exigible (PE) con las obligaciones de pago superiores a un año y por último el patrimonio neto (PN). Éste está compuesto por la cuenta de pérdidas y ganancias, las reservas y  el capital social.

    Puesto que la gran mayoría de balances que vamos a analizar están en inglés a pie de página[1] podrá encontrar las traducciones para estos términos.

    Balance de Situación

    Ilustración 1 Balance de Situación

    Referencias:

    [1] A continuación se recoge una traducción de la terminología empleada que ayudará a comprender los adjuntos en lengua inglesa:

    Activo Circulante: Current Assets, Activo Fijo: Non Current Assets.

    Pasivo Circulante: Current Liabilities, Pasivo Exigible: Non-Current Liabilities.

    Patrimonio Neto: Equity

    Este post esta incompleto, en la próxima actualización se incluirán los flujos de caja y los ratios fundamentales.

    Leave a comment